Mi perro tiene miedo a los petardos. ¿Cómo los evito?

Mi perro tiene miedo a los petardos. ¿Cómo los evito?

Llega el verano y con ello San Juan, San Fermín, innumerables fiestas de pueblo... En España lo celebramos absolutamente todo de una manera bastante ruidosa.

Si bien es la época de año preferida de muchos, los que vivimos con perro sufrimos enormemente viendo a nuestro peludo sobresaltarse, esconderse durante horas o temblar del miedo debido a los petardos que a menudo son los protagonistas de muchas festividades. En ocasiones es mejor dejar el domicilio durante unas horas (o días) en busca de un entorno más tranquilo para que nuestro perro se sienta a salvo.

Te dejamos 8 consejos sobre como manejar una situación de estrés por fuertes ruidos o petardos, evitando que tu perro tenga una sobrecarga de estrés.

1. Sácalo a pasear antes que empiecen las fiestas. Y si no te es posible, intenta pasear por zonas tranquilas evitando las masificaciones de gente.

2. No lo dejes solo en casa. Tu perro te necesitará más que nunca y dejarlo solo no es nada conveniente en un día como la Verbena de San Juan o si es la fiesta de tu localidad. 

3. Habilita una zona 'segura' de la casa donde pueda sentirse a salvo. Los perros y gatos con pavor a los ruidos fuertes como la pirotecnia suelen buscar un rincón alejado y oscuro donde esconderse todo el tiempo que necesiten. Probablemente vaya a buscar cobijo debajo de tu cama, en el baño, en la despensa...

4. No dejes que tu perro acceda al patio o al balcón. Evita que tu peludo esté expuesto a los ruidos y a los fogonazos.

5. 'Oculta' los ruidos de los petardos. Encender la televisión (con volumen moderado) o poner música tranquila pueden ayudar a rebajar los niveles de estrés de tu perro.

6. Transmítele calma. Ver sufrir a tu perro es muy doloroso pero si consigues mantenerte tranquilo/a y transmitirle cierta sensación de paz, será mucho mejor.

7. Consulta a tu veterinario si suministrar un 'calmante'. En casos de estrés extremo, algunos profesionales optan por suministrar alguna sustancia que lo relaje y que evite demasiados sobresaltos. Consulta siempre a un profesional y jamás mediques a tu perro sin una evaluación previa.

8. Pide ayuda a un educador/a canino/aLa solución a largo plazo podría ser contactar con un/a profesional y que os ayude a lidiar con altos niveles de estrés en épocas de festejos veraniegos.

Esperamos que estos consejos te ayuden a sobrellevar estos momentos que suelen ser muy angustiosos. Y como siempre decimos, si tienes cualquier duda consulta con tu veterinario o con un especialista en conducta canina.

 

Deseamos a tu perro y a ti una buenas y tranquilas fiestas de verano.

Aceptar Cookies

Esta página web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

×
Spanish